logo

Una ciudad para las mujeres

El martes participe en un acto por la igualdad en Madrid, en el que las diferentes candidatas socialistas a los Ayuntamientos y a los Gobiernos regionales quisimos poner en valor los grandes avances que ha experimentado nuestro país en materia de igualdad. Avances que han venido siempre de la mano de los socialistas, porque estamos convencidos de que una sociedad justa es aquella en la que hombres y mujeres tienen las mismas oportunidades.

Y por eso yo quiero que Santander piense de una vez en las mujeres. Hemos avanzado mucho en la igualdad, pero todavía jugamos un papel vital como cuidadoras de hijos o de nuestros mayores. Y también trabajamos en casa y fuera, somos emprendedoras y vamos ocupando el espacio que nos corresponde en la sociedad.

Acto de igualdad con ZapateroY ante esos cambios, que nos hacen mejores como sociedad, necesitamos una ciudad que piense de verdad en las mujeres. Porque nos organizamos de otra manera, tenemos otros tiempos y otras necesidades. Unos tiempos y unas necesidades que la ciudad que ha diseñado el Partido Popular nos niega. Y hay que terminar con eso de manera urgente.

Hemos avanzado mucho, muchísimo. Pero si yo no contase con la ayuda de mis padres y de los padres de mi pareja (los abuelos y abuelas de mi hijo), tendría muy difícil ser la candidata del partido socialista a la Alcaldía de Santander. Estoy segura. Y voy a trabajar muy duro para que ninguna mujer más tenga que reconocer esto. Pero he luchado mucho, y me han ayudado en esa lucha, y aquí estoy dispuesta a dar batalla para que esta maravillosa ciudad conozca, por fin, otra forma de gobernar.

¿Y qué nos ofrece a las mujeres el Partido Popular? Nada. El señor De la Serna no tiene ni idea de las necesidades de las mujeres, de nuestra forma de organizarnos, de nuestros tiempos, de qué cosas hay que cambiar para hacernos la vida más fácil. De eso el señor De la Serna no tiene ni idea. Y necesitamos un cambio en el Ayuntamiento de Santander, también para que la ciudad piense de verdad en las mujeres. Tiene tan poca idea de lo que necesitamos, que se ha negado siempre a firmar los convenios de colaboración con la Consejería de Educación para abrir las aulas de 2 años. Esa es su contribución a la igualdad.

Pero los santanderinos saben que las políticas importantes, las que necesitan las familias de Santander, las estamos haciendo nosotros. Educación, sanidad y atención a la dependencia. Con la igualdad por bandera. ¿O no es la mejor política de igualdad las 450 plazas de 2 años en colegios públicos de Santander? ¿O no es la mejor política de igualdad los 29 centros de día para mayores y discapacitados en la ciudad? 29 centros que tienen 1015 plazas, y de ellas 952 están concertadas.

Igualdad, igualdad de oportunidades. Para eso trabajamos y por eso somos diferentes. Me afilié al PSOE porque estoy convencida de que la igualdad de oportunidades es lo que nos hace libres. Es el principio activo, el motor de las políticas de progreso.

Cuando hablo de igualdad de oportunidades, me refiero a que tenemos que trabajar para que las posibilidades del hijo del camarero sean las mismas que las del hijo del banquero. Y sobre todo, que las posibilidades de la hija del camarero sean las mismas que las del hijo del banquero, y también que las del hijo del camarero. Y que tengan el mismo salario por el mismo trabajo. Y tantas otras utopías que sólo puede hacer realidad la igualdad de oportunidades. Si todos parten de las mismas oportunidades, será el mérito, el esfuerzo y el talento el que marque la diferencia.

Quiero que el esfuerzo personal sea más valioso que el dinero. Y por eso deberíamos invertir en educación cantidades escandalosas. Ningún colegio privado debería tener más medios que uno público. En un escenario de igualdad de oportunidades, el mérito y el esfuerzo son valores profundamente democráticos. Porque un origen humilde nunca debería condicionar un futuro prometedor. Ese es mi compromiso con los santanderinos y las santanderinas.

Continue Reading →

Tierra nuestra, vida nuestra, tiempo nuestro…

El acto de presentación de candidat@s con nuestro querido Alfredo Perez Rubalcaba ha sido muy especial para mí.

Sentir todo el cariño y el apoyo de tantos compañeros y compañeras me llena de energía para continuar con toda la tarea que tenemos por delante. ¡Sé que cuento con vosotr@s!

Os dejo aquí mi intervención:

Quiero empezar mi intervención con unas palabras que sé que representan el sentir de la gran mayoría de ciudadanos de este país, que tienen claro que hay límites que no se pueden traspasar.

Que una cosa es hacer oposición al Gobierno, y otra cosa muy distinta es la seguridad de los españoles.

Porque no hay derecho, no tiene ninguna justificación y no es propio de un partido que se dice democrático.

Yo me rebelo ante el Partido Popular por no dar tregua al ministro del Interior que más terroristas ha detenido en la historia de España.

Me rebelo ante el Partido Popular por no dar tregua a Alfredo Pérez Rubalcaba.

Yo me rebelo ante la demagogia, la irresponsabilidad y la falta de escrúpulos del Partido Popular.

Yo me rebelo y rechazo la actitud del Partido Popular por no estar a la altura de lo que España se merece.

Y rechazo también la voracidad de esa televisión de extrema derecha que se ampara en una falsa idea de libertad para arremeter contra las cosas más básicas.

Utilizan una libertad por la que nunca lucharon y en la que no creen.

Yo me rebelo ante todo eso porque perjudica a España.

Y lo hago desde la convicción absoluta de que Alfredo es el mejor ministro del Interior que hemos tenido nunca, y uno de los españoles que más ha hecho para acabar con ETA de una vez por todas.

No hay derecho… Luego pasa lo que pasa. Una cosa lleva a la otra.La caverna mediática. El insulto permanente. Concentraciones a la puerta de Ferraz.

Se está incubando algo que si no le ponemos freno ya, nos terminará haciendo daño a todos.

España sería un país mucho más decente sin Intereconomía. De eso estoy segura.

Compañero Alfredo.

Debes saber que tienes todo el apoyo de los socialistas de Santander y de la inmensa mayoría de los santanderinos, de los cántabros y de los españoles.

Tienes todo nuestro apoyo, todo nuestro afecto y toda nuestra confianza.

En esta ciudad hemos sufrido mucho la lacra del terrorismo, y para nosotros es una tranquilidad saber que estamos en buenas manos.

En estos años se han detenido más terroristas que nunca, y ese es el camino a seguir hasta acabar definitivamente con ETA.

Y yo quiero reconocértelo hoy aquí, porque además para mí y para muchísima gente eres un referente en la política.

Muchas gracias, Alfredo: Por tu altura política, tu honestidad y tu trabajo por este país.

Y gracias por venir a echar una mano a Cantabria, a Santander.

Una ciudad maravillosa, pero que no ha visto más gobierno que el de la derecha.

Una ciudad de la que se tienen que ir cada año miles de jóvenes por falta de oportunidades.

Una ciudad endeudada hasta las cejas por culpa de un alcalde despilfarrador y obsesionado con su propia imagen.

Una ciudad que necesita con urgencia aire nuevo en el Ayuntamiento.

Una ciudad a la que quiero con locura, y a la que voy a dedicar mi vida.

No se me ocurre nada más ilusionante que poder mejorar la ciudad en la que he nacido y en la que vivo.

Y para mejorar Santander hay que cambiar. La alternancia política es buena, saludable y necesaria.

Que los mismos lleven más de 30 años en el poder es malo para cualquier ciudad. Renovar el oxígeno que respiramos es bueno, saludable y necesario. Y darle una oportunidad al cambio en esta ciudad es casi obligatorio.

Por eso, con vuestra ayuda, quiero poner una señal de giro a la izquierda en la entrada del Ayuntamiento.

Una señal bien grande de giro a la izquierda.

Porque ya toca y porque lo necesitamos para que gane Santander.

Y tenemos una gran responsabilidad.

Porque somos la única opción que puede representar las ideas y los valores de las personas progresistas de Santander.

Los otros dos candidatos a la Alcaldía comparten los mismos valores. Son las dos caras de la misma moneda.

De la Serna y Fuentes-Pila son lo mismo. Y yo soy muy diferente a ellos.

Yo creo en la igualdad de oportunidades.

Creo en la sanidad pública y algunos piensan que nos la tenemos que pagar.

Creo en la Educación Pública, porque quiero que el hijo del banquero y el del camarero tengan las mismas oportunidades.

Creo en la igualdad de oportunidades.

Porque en un escenario de igualdad de oportunidades serán el mérito, el esfuerzo y el talento lo que marque la diferencia.

No me parezco en nada a ellos.

Yo creo en la libertad.

Y defiendo la revolución en derechos sociales que hemos llevado a cabo los progresistas en estos años.

Defiendo la ley de igualdad, la ley de dependencia, la ley del matrimonio gay…

Defiendo todos esos avances porque nos han hecho mejores como país.

Soy una mujer de izquierdas, comprometida y que quiere hacer de Santander la ciudad líder del norte de España.

Una mujer joven, pero con experiencia tanto en responsabilidades públicas como en el ámbito profesional. Soy, sencillamente, una madre que quiere lo mejor para su hijo.

Una madre que quiere lo mejor para su hijo.¿Hay mayor fuerza que esa?

Y hasta el 22 de mayo tenemos que seguir dando motivos a los progresistas de Santander para que confíen en nosotros. Les devolveremos su confianza con trabajo, trabajo y más trabajo. Les devolveremos su confianza con soluciones a los problemas reales de Santander. Les devolveremos su confianza con un gobierno municipal formado por gente sencilla, trabajadora y muy capacitada.

Para poner diálogo donde ahora hay conflicto.

Para poner humildad donde ahora hay prepotencia.

Y para, entre todos, hacer políticas progresistas donde ahora mandan las actitudes conservadoras.

Termino ya, y lo quiero hacer con seis palabras del poema ‘Alma dormida’, de nuestro gran poeta Pepe Hierro.

Tierra nuestra, vida nuestra, tiempo nuestro…

Hagamos caso al poeta.

Empecemos un tiempo nuevo, un tiempo nuestro…

Un tiempo de todos los santanderinos y no sólo de unos pocos.

Ahora os dejo con la compañera que un día tomó la decisión de cambiar el rumbo de esta región, una decisión histórica que hoy se traduce en que Cantabria es líder en educación y políticas sociales, y una referencia mundial en investigación.

Gracias a esa decisión hoy tenemos una región mejor.

Y por eso el candidato del Partido Popular, Ignacio Diego, tiene miedo a debatir con ella.

Porque Ignacio Diego no quiere que los ciudadanos sepan que si llegase al gobierno pondría fin a todos los logros de estos años, y porque además su hoja de servicios a Cantabria está en blanco. En blanco.

Por eso no quiere debatir con Lola Gorostiaga.

Continue Reading →